Tango Queer: El ritmo que desafía los roles de género

La empresa Tango Queer MX se ha posicionado en todo el país por haber sido fundada y dirigida por Carlos Blanco y Rey Flores, dos de los principales exponentes del tango queer, que es una nueva forma de bailar este género donde se rompen los esquemas tradicionales y que permite ver bailando a parejas del mismo sexo. 

El Tango Queer es una manera de bailar tango fuera de las normas y códigos de la heteronorma. En él se experimenta el intercambio de roles de género. Por lo tanto son frecuentes parejas de baile del mismo sexo. El término queer, proveniente del inglés, designa en este contexto no solamente a la comunidad LGBT, sino también a todas las danzarinas y danzarines heterosexuales que se proponen bailar el tango sin que los roles estén fijos al sexo.

Los antecedentes de este arte nos cuentan que los primeros pasos de baile fueron en Alemania a finales de los 80 ‘s pero oficialmente Argentina formalizó Tango Queer  a principios de la década de los 2000. De acuerdo con Carlos Blanco el tango queer tiene como objetivo principal eliminar el machismo del baile argentino, insertándose así en la comunidad LGBT+ y aliados.

El tango clásico se basa en un juego de roles, mientras que la opción queer permite que los bailarines elijan si quieren llevar o ser llevados sin que su identidad de género sea lo que lo determine. Según Rey Flores, antiguamente el tango se practicaba únicamente entre hombres.

Aunque tenemos muy claro que en México por ahora no es muy amplia la oferta y demanda del arte de bailar tango queer, este año Rey y Carlos se han encargado de darle difusión, así como la creación de su primer espectáculo Vibraciones del alma, con el cual mezclan el baile y el teatro. El programa se titula “Vibraciones del alma”, cuya dirección general corresponde a Carlos Blanco y Rey Flores y que la dirección artística es de Elisa Rodríguez.

Este grandioso espectáculo nos deja como enseñanza que lo importante es bailar con quien queramos y de la manera que lo queramos hacer. ¿Te atreves a bailar al ritmo del Tango Queer? 

 

 

Leave a Reply